LOGIN
Inicio Internacional El presidente de Ucrania instó al Consejo de Seguridad de la ONU a garantizar que sus miembros se adhieran a las normas del derecho internacional o cerrar sus puertas

El presidente de Ucrania instó al Consejo de Seguridad de la ONU a garantizar que sus miembros se adhieran a las normas del derecho internacional o cerrar sus puertas

by Noticias al Despertar

El presidente de Ucrania dice que el sistema de la ONU «debe ser reformado» después de que surgieron evidencias de masacres de civiles en partes de Ucrania

El presidente de Ucrania instó al Consejo de Seguridad de la ONU a garantizar que sus miembros se adhieran a las normas del derecho internacional o cerrar sus puertas, ya que acusó a las tropas rusas de cometer “los crímenes de guerra más terribles” desde la Segunda Guerra Mundial.

En un apasionado discurso ante el organismo más poderoso de la ONU el martes, después de que surgieran pruebas más espeluznantes de masacres de civiles en áreas que las fuerzas rusas abandonaron recientemente, Volodímir Zelenski dijo que los «agresores» deberían ser «llevados a la paz de inmediato».

Mostró un video corto de cuerpos quemados, ensangrentados y mutilados, incluidos niños, en Irpin, Dymerka, Mariúpol y Bucha.

El embajador de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia, le dijo al Consejo de Seguridad que las tropas rusas no están atacando a los civiles y desestimó las acusaciones de abuso como mentiras.

Zelenski cuestionó el valor del Consejo de Seguridad de la ONU de 15 miembros, que no ha podido tomar ninguna medida sobre la invasión de Rusia a Ucrania porque Moscú es un poder de veto, junto con Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y China.

“La ONU puede cerrarse simplemente. ¿Estás listo para cerrar la ONU? preguntó, mientras el representante permanente de Rusia en la ONU observaba. “Si su respuesta es no, debe actuar de inmediato”.

“El sistema de la ONU debe reformarse de inmediato para que haya una representación justa” en la ONU para todos los países, continuó.

Con ira y frustración palpables, Zelenski criticó a los líderes de Rusia como «colonizadores».

“Rusia quiere convertir a Ucrania en esclavos silenciosos”, dijo al consejo.

Rusia lanzó una invasión a gran escala de Ucrania el 24 de febrero, lo que provocó uno de los mayores desplazamientos de civiles en la historia reciente y provocó indignación en todo el mundo.

Rusia describe la invasión como una “operación militar especial” destinada a desmilitarizar y “desnazificar” Ucrania.

Nebenzia de Rusia dijo que Moscú estaba tratando de llevar la paz a la región separatista de Donbas en el este de Ucrania y no estaba tratando de “conquistar tierras” en Ucrania.

Dirigiéndose a Zelenski, dijo que Rusia coloca “en su conciencia las acusaciones infundadas contra el ejército ruso, que no están confirmadas por ningún testigo presencial”.

Al negar la afirmación de Kiev de que las fuerzas rusas han deportado a miles de civiles de Ucrania, Nebenzia dijo que 600.000 personas habían sido traídas voluntariamente a Rusia durante el conflicto.

“No estamos hablando de ningún tipo de coerción o secuestro, como les gusta presentar esto a nuestros socios occidentales, sino más bien de la decisión voluntaria de estas personas como atestiguan muchos de estos videos que están accesibles en las redes sociales”.

Kristen Saloomey de Al Jazeera, informando desde la sede de la ONU en Nueva York, dijo que Zelenski “habló sobre la responsabilidad del Consejo de Seguridad de la ONU de proteger el estado de derecho internacional y llegó al extremo de convocar una conferencia mundial para ver cómo mejorar y lograr los objetivos de la ONU, que se creó para mantener la paz y la seguridad internacionales”.

Expulsiones diplomáticas

El discurso de Zelenski se produjo cuando las naciones occidentales expulsaron a docenas más de diplomáticos de Moscú y sopesaron imponer más sanciones a Rusia, pero parece haber algunas divisiones sobre hasta dónde llegar.

Algunos líderes europeos han pedido boicotear las importaciones rusas de petróleo y gas, pero Alemania ha expresado su preocupación de que un embargo sobre la energía rusa pueda hundir al continente en una grave crisis económica.

Zelenski dijo que sus fuerzas necesitaban armas más poderosas, algunas de las cuales Occidente se ha negado a dar.

Se han encontrado los cuerpos de al menos 410 civiles en pueblos alrededor de Kiev que fueron recapturados de manos de las fuerzas rusas, dijeron funcionarios ucranianos, y agregaron que se descubrió una «cámara de tortura» en el pueblo de Bucha, en las afueras de Kiev, de donde se extrajeron algunos de los cuerpos más sombríos. han surgido detalles.

Rusia ha insistido en que sus fuerzas no han cometido ningún delito y que Ucrania ha falsificado las imágenes de los cadáveres en Bucha.

Los periodistas sobre el terreno en Bucha dijeron que muchas de las víctimas parecían haber recibido disparos a quemarropa y que algunas tenían las manos atadas o la carne quemada.

Una fosa común en un cementerio contenía cuerpos envueltos en plástico. La oficina del fiscal general de Ucrania dijo que los cuerpos de cinco hombres con las manos atadas fueron encontrados en el sótano de un sanatorio infantil donde los civiles fueron torturados y asesinados.

Cuatro millones de ucranianos han huido del país tras la invasión rusa. Más de siete millones de personas más han sido desplazadas internamente, estimó la agencia de migración de la ONU.

Dirigiéndose al consejo, el secretario general de la ONU, António Guterres, calificó la guerra en Ucrania como “uno de los mayores desafíos para el orden internacional debido a su naturaleza, intensidad y consecuencias”.

“La guerra en Ucrania debe detenerse ahora”, dijo Guterres, advirtiendo sobre las consecuencias globales del conflicto, con el aumento de los precios de los alimentos, la energía y los fertilizantes que afectan a hasta 1.200 millones de personas en 74 países.

Rosemary Anne DiCarlo, subsecretaria general de la ONU para asuntos políticos y de consolidación de la paz, dijo que cientos de miles de ucranianos siguen atrapados en áreas sitiadas.

DiCarlo dijo que al menos 1480 civiles murieron y al menos 2500 resultaron heridos entre el 24 de febrero y el 4 de abril, aunque la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos cree que las cifras son considerablemente más altas.

Podria Gustarte