LOGIN
Inicio Salud ¿Cómo educar a nuestros niños con amor?

¿Cómo educar a nuestros niños con amor?

by Noticias al Despertar

Algunos padres deben reflexionar de como proporcionarles a sus hijos, una educación que le permita en un futuro ser hombres y mujeres capaces de afrontar los diferentes desafíos de la vida de una forma efectiva. Seguidamente encontraras algunos consejos prácticos para educar con amor y disciplina.

Tomar una postura radical en la educación de su hijo puede hacer que la situación se salga de control. La generosidad extrema y los juegos de palabras nos permiten llevar una vida normal con nuestros hijos, más que alrededor de ellos, debe cumplir ciertos requisitos, como amor y disciplina.

Entiéndase por sistemática la coherencia y armonía entre las palabras y las acciones. Además, los pequeños ven los valores que mejor queremos transmitir en nuestro continuo conductual, experimentan e interiorizan los resultados positivos.

Control de situaciones con nuestros hijos

Por autoridad entendemos la capacidad de controlar la situación con nuestros hijos y actuar como un líder confiable pero no infalible. También se debe proteger la autoridad entre los padres, porque cuando un adulto se desacredita frente a un niño, pierde automáticamente la autoridad. 

Los diferentes puntos de vista deben ser discutidos en privado si es posible. Existen varias formas para comprender que debemos educar con amor y disciplina, deben ir de la mano.

Hablar está prohibido

La educación finlandesa muestra que el mejor desarrollo de los niños dentro y fuera de la escuela, radica en la comunicación, omitirla se considera una incapacidad de los padres o docentes comprender la naturaleza de sus hijos.

Se trata de dar voz a los niños cuando quieren expresarse. Explíquele que es mejor hacerlo en un tono y momento determinado, pero deja claro que puede hablar si quieres. Al hablar, aprende a expresarse a través de palabras en lugar de realizar acciones impulsivas.

Ayudar a nuestros hijos a expresarse

Desarrollar una autoestima saludable en los niños implica enseñarles a comunicar su malestar, emociones negativas y diferentes formas de lidiar con ellas. Asimismo, la autoestima involucra el conocerse y valorarse. Seguidamente se presenta un conjunto de acciones que facilitan la expresión emocional en los niños:

  1. Cree un ambiente seguro y de apoyo, alimentándolos a expresar sus sentimientos.
  2. Ayúdelos a expresar su incomodidad, a través de actividades como escribir, dibujar, contar historias, traducir, etc.
  3. Ayudándolos a sentirse mejor en situaciones de decepción o derrota.

El uso de un lenguaje positivo

El lenguaje es uno de los factores más poderosos que tienen los padres para aumentar la autoestima de un niño. La forma de acercamos a ellos determina, los vínculos que formamos, por eso es importante prestar atención a las palabras y tono de voz que usas cuando les hablas. 

Resulta trascendental utilizar un lenguaje positivo y sincero, que consista en descripciones del comportamiento del niño, pero sin juicio, distinguiendo entre los valores y forma de actual. 

Además, involucrando nuestra reacción a lo que ha hecho, cómo nos sentimos y pensamos sobre lo que pasó. Finalmente, háganos saber de alguna manera que estamos reconociendo y validando sus sentimientos.

Abrazar, consolar y atender no es malcriar, también es educar

Muchas veces las madres confunden el acto de abrazar con el de malcriar sin saber que su toque es capaz de ayudar a sus hijos a desarrollar sus emociones.

Los niños por naturaleza suelen ser individuos receptivos que requieren del contacto físico de sus seres queridos como refuerzo positivo y expresión de comprensión.

De esta forma los abrazos y caricias así como otras demostraciones de amor, interés y atención de una madre son un bálsamo para el alma de los más pequeños de la casa y representan un elemento fundamental para su crecimiento y desarrollo como individuo.

Dado que a través del contacto físico positivo y las manifestaciones de afecto, cuidado y atención, un niño es capaz de experimentar un vínculo directo con sus seres queridos. Al establecer un lazo a través del cual es capaz de transmitir y recibir sentimientos, emociones, conocimientos y aprendizaje.

Es por ello que el acto de abrazar es tan importante dentro del proceso de crianza de todo niño, ya que esta es una de las demostraciones físicas de mayor impacto. Cuya presencia o ausencia es capaz de generar un grave impacto (positivo o negativo) en el desarrollo emocional de los niños y en su comportamiento al alcanzar la adultez.

Motivado a que a través de los abrazos los niños experimentan un contacto directo con sus padres y perciben su cariño, apoyo y consuelo.  De esta forma, el brindar un abrazo no es sinónimo de malcriar, sino una  clara demostración de afecto que sirve como refuerzo emocional entre los niños y sus seres queridos.

La importancia de abrazar en los niños

Para los niños, los abrazos son una de las formas más tangibles de experimentar el cariño de su entorno, dado que es una acción con gran impacto en su crecimiento y en la forma en la que se manifiesta y expresa.

Un estudio sobre inteligencia afectiva destacó la importancia de combatir el dolor psicológico y emocional en los niños. Un malestar que los pequeños experimentan al sentir inseguridad o temor, y que calmarse mediante el acto de abrazar y consolar a los pequeños durante los momentos de necesidad.

De esta forma mediante los abrazos, se contribuye a un desarrollo emocional saludable en los niños al permitirle expresarse y brindar el consuelo y atención ante sus momentos de dolor. Al abrazar de forma constante a sus hijos, los padres facilitan que los pequeños comprendan con mayor profundidad sus sentimientos y emociones, además de descubrir la mejor alternativa para enfrentarse al dolor.

La salud emocional de los niños juega un papel importante en la crianza, el cual suele ser ignorado en muchos hogares al momento de educar a los pequeños. Y cuyo impacto puede llegar a ser bastante difícil de corregir durante la adolescencia y la adultez, debido a su gran efecto sobre el comportamiento, personalidad y actitud del individuo.

Es por ello que se recomienda abrazar a los niños con frecuencia, ya que de esta forma es posible brindar consuelo y cariño, al tiempo que tu hijo se siente amado y escuchado.

Por lo que es considerado el mejor tipo de refuerzo emocional y físico para los jóvenes, incluso ante las reacciones negativas de los niños. Dado que contrario a la creencia popular, el abrazar ante los momentos de llanto no es señal de malcriar, sino de ayudar a canalizar, gestionar y comprender sus emociones, sensaciones y molestias de forma correcta.

A través de los abrazos los niños desarrollan una mejor conciencia de sus propias emociones y son capaces de manejar las crisis y los momentos de tensión con mayor facilidad y comprensión de sí mismos. Lo que facilita su crecimiento personal, profesional y social.

Podria Gustarte